El miedo Ambiente

Es el chocante título con el que aparece la revista «avivir» del Telefono de la Esperanza en su número 249.

Se trata de  un monográfico dedicado a «los Temores de una sociedad en crisis y cómo superarlos»

Resaltaría estas ideas, estos datos, entre otros muchos que me resultan interesantes.

  • “El miedo se produce cuando el balance entre la amenaza y los recursos de que disponemos nos es desfavorable
  • La ingente cantidad de información sobre recortes, desempleo, conflictividad laboral está generando una fobia social
  • Ahora ya no tenemos que escondernos en cuevas, pero seguimos igual: en lugar del fuego nos hemos rodeado de tecnología para contener nuestros temores y sentirnos protegidos.
  • “Los que trabajan tienen miedo a perder el trabajo. Los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca trabajo. Quien no tiene miedo al hambre tiene miedo a la comida.
  • La democracia tiene miedo a recordar y el lenguaje tiene miedo a hablar. Los civiles tienen miedo a la policía, los militares a la falta de armas, las armas tienen miedo a la ausencia de guerras.
  • Desde el año 2008, en España el suicidio es la principal causa de muerte no natural, es decir, las que se produce al margen de las enfermedades. Ha llegado incluso a desbancar a los accidentes de tráfico.
  • El miedo a la insignificancia, a ser un don-nadie, a no conseguir ese fácil éxito que  tanto nos ofrece la televisión hoy día: la «telerrealidad«
  • Cuando el miedo proviene de amenazas reales, ayuda al ser humano a
    desarrollarse al orientar sus acciones en busca de protección; pero…
  • En la mayoría de las ocasiones nuestros miedos no tienen una naturaleza física definida, sino que derivan de un entramado de pensamientos e ideas irracionales basadas mucho más en lo posible que en lo probable
  • Nos vinculamos a las personas a través de dos sentimientos básicos, el
    amor y el odio, y en ambos está presente el miedo:
    cuando amamos, miedo a perder a la persona amada;
    cuando odiamos, miedo de no volver a amar
  • “Un miedo normal se convierte en patológico cuando su desencadenante no justifica su intensidad, se mantiene durante mucho tiempo y disminuye nuestra capacidad para vivir”
  • “la desesperanza es el gran aliado del miedo
  • la mayoría de nuestros miedos son aprendidos, así “tememos todo lo que ha ido acompañado de un castigo y todo aquello que temen las personas con las que convivimos»

(Si quieren acceder a todas las revistas «avivir», su temática y su contenido, pulsen en nuestra barra de menú sobre  revistas)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *