¿Qué es lo que realmente quieres?

Una de las preguntas que les hago a la mayoría de las personas que veo en consulta es preguntarles que esperan viniendo a consulta. La mayor parte de las personas esperan que les diga lo que tienen que hacer, pero a mí me encanta responder con la pregunta “¿Qué es lo que realmente quieres?” y cuando repregunto lo que busco es que la persona se plantee y replantee su opinión , sus sentimientos y emociones ante lo que está pasando.

Son situaciones que son problemáticas para él y generalmente son los otros los que tienen la culpa.   Es más fácil responsabilizar a otro y caer en el síndrome del “pobrecito yo” que comenzar a ver qué es lo que le está faltando para lograr la vida que tanto anhela.

¿Qué es lo que realmente quieres? Es una pregunta que hago en el presente y me lleva al futuro. Cuando tú sabes lo que quieres de la vida, vas a poder alcanzar lo que andas buscando, sino lo sabes nunca lo podrás alcanzar. Muchos sabemos lo que no queremos, pero no sabemos lo que queremos.

¿Sabes en lo que te quieres convertir? ¿Sabes lo que quieres lograr en tu vida? ¿Sabes lo que realmente quieres?

“Para lograr lo que deseas, es necesario primero saber qué quieres.”

Cuenta la historia que alguien encontró una vez una lámpara como la de Aladino y, por las dudas, la frotó. De inmediato apareció el genio y le dijo “¡Pídeme tres deseos, y te los concederé!”. El hombre, que no tenía claros sus deseos más importantes, exclamó: “¡Espera un segundo! ¡Dame tiempo! ¡Déjame pensar!”. Un segundo más tarde el genio dijo “¡Concedidos!”, y desapareció para siempre, dejándolo con todo el tiempo del mundo para pensar.

Si tú quieres lograr reorganizar tu vida pues te acabas de divorciar o tienes un problema personal debes preguntarte a ti mismo: ¿Qué es lo que quiero realmente?

Una vez que sepas con seguridad qué es lo que quieres lograr en la vida estarás cerca de un resultado satisfactorio y lo siguiente es pagar el precio para que esto ocurra. Saber lo que realmente deseas es muy importante porque habrá momentos en que parece que todo se confabula para arruinar tus metas y tus sueños. Habrá semanas que sientes que está caminando en un túnel sin salida

Hay que esforzarse y ser valiente para lograr el éxito en aquello que escogimos. El esfuerzo tiene que ver con el ánimo y requiere disciplina y constancia. Esfuérzate y toma responsabilidad de tu vida.

No te desalientes ante el fracaso o las equivocaciones, se valiente ya que es un tiempo de aprendizaje, de volver a comenzar. No temas a los problemas, no dejes que ellos te paralicen. Tus sueños son los que te llevan a tu futuro. No pienses en la suerte porque ella no te resolverá el problema. Dios espera que nosotros nos esforcemos

Es tiempo de mirar dentro de ti y hacerte la pregunta. ¿me estoy esforzando para lograr lo que realmente quiero? Estos tiempos difíciles requieren de uno lo mejor y para que salga lo mejor de uno debe decidir qué es lo que realmente quiere.  Y no te olvides que hoy es el mejor día para decidir lo que realmente quiere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *